fuentes biomasa

Plantaciones dendroenergéticas

¿Qué es la dendroenergía?

La Dendroenergía corresponde a toda la energía obtenida a partir de biocombustibles sólidos, líquidos y gaseosos, primarios y secundarios, derivados de bosques, árboles y vegetación leñosa en general. La dendroenergía es la energía producida a partir de combustibles de madera como leña, carbón vegetal, pellets, briquetas, licor negro, etc., y depende del poder calorífico neto (PCN) del combustible (FAO, 2004). Desde esa perspectiva, las plantaciones dendroenergéticas corresponden a plantaciones de árboles establecidas con la finalidad de generar energía.

 

 

1

  1. Cultivos dendroenergéticos
  2. Referencias
Corresponden a “cultivos de plantas leñosas (herbáceas o arbustivas) destinados principalmente a la producción de energía, o como materia prima para la obtención de combustibles líquidos o gaseosos. Tienen la ventaja de que la cosecha puede realizarse con maquinaria diseñada para obtener altos rendimientos a bajo costo. Estos cultivos permiten la producción de materia prima uniforme y continua a escala industrial, pudiendo además establecerse cultivos con especies adaptadas a diferentes sitios” (FAO, 2004).
1 2

En Chile, se ha estudiado la posibilidad de establecer plantaciones dendroenergéticas con una serie de especies, entre las que destacan los géneros Paulownia, Acacia, Eucalyptus, Viminalis y Salix. La densidad típica utilizada para estos fines es de 1.000 plantas por hectárea. El establecimiento de la plantación y la construcción de cercos son el principal componente del costo (más del 50%), el cual es inversamente proporcional a la densidad de plantación y al tamaño del predio (Ministerio de Energía, 2010).

Los principales aspectos positivos del establecimiento de plantaciones dendroenergéticas son su renovabilidad (energía renovable), su mayor eficiencia energética en comparación a los cultivos agrícolas, estimulan el mercado de la biomasa, y son fuente de ingresos y empleo en áreas rurales. Las plantaciones pueden establecerse en suelos considerados marginales, acumulan carbono y reducen o controlan la erosión de suelos (Ministerio de Energía, 2010).

Entre los efectos que podrían considerarse negativos se cuentan la disminución de la fertilidad y productividad del sitio tras la cosecha (tala rasa), su impacto sobre las fuentes de agua (evapotranspiración y consumo), el riesgo de contaminación de aguas subterráneas por uso de fertilizantes u otros agroquímicos, etc. Además, como ocurre con cualquier monocultivo, la flora y fauna que integran el medio natural se ven afectadas.

CONAF (2015) estima que, bajo un escenario poco restrictivo, entre la Región de Coquimbo y la Región de Aysén habría una superficie total disponible para plantaciones dendroenergéticas de 2 millones de hectáreas. Esto excluye superficies con restricciones legales como bosques nativos, parques nacionales, zonas urbanas, entre otras. En la Región de Los Ríos esta superficie alcanzaría las 221.604 hectáreas.

 
CONAF (Corporación Nacional Forestal). 2015. Explorador de Bioenergía Forestal. Disponible en sit.conaf.cl (visitado 12.11.15).

FAO (Food and Agriculture Organización of the United Nations). 2004. Terminología Unificada sobre Dendroenergía (UWET). Disponible en www.fao.org/DOCREP/008/J0926S/J0926S05.HTM (visitado 12.11.15).

Ministerio de Energía, 2010. Antecedentes para la Evaluación Económica para el Establecimiento de Plantaciones Dendroenergéticas. Ejecutor: Universidad de Concepción. 149p.  

Mapa Fuentes de Biomasa